Warning: Parameter 2 to qtranxf_postsFilter() expected to be a reference, value given in /homepages/3/d508455497/htdocs/psicogava/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298
Ansiedad – PsicoGavà
Warning: Parameter 2 to qtranxf_postsFilter() expected to be a reference, value given in /homepages/3/d508455497/htdocs/psicogava/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298
La ansiedad tiene una función muy importante relacionada con la supervivencia, junto con el miedo, la ira, la tristeza o la felicidad. Sentirse ansioso en una situación particularmente incómoda nunca es agradable. Sin embargo, cuando se trata de los niños/as, experimentar este tipo de sentimientos es normal y necesario. 
Sentir y lidiar con la ansiedad puede preparar a las personas más jóvenes a hacer frente a experiencias y situaciones retadoras en la vida.
La ansiedad normal se presenta en episodios poco frecuentes, con intensidad leve o media y de duración limitada, ante estímulos previsibles y comunes. Sentir miedo o tener ansiedad sobre ciertas cosas puede ser positivo porque hace que los niños/as se comporten de una manera más segura. Por ejemplo, un niño/a que tenga miedo al fuego evitará jugar con fósforos.
En cambio la ansiedad a niveles patológicos se caracteriza por ocurrir cuando no existe una amenaza inmediata a la seguridad o el bienestar de una persona, pero sin embargo la amenaza se siente como algo real.
Los niños y también los adolescentes y los adultos que padecen algún tipo de trastorno de ansiedad tienden a tener un tipo de pensamiento particular que se caracteriza por ser exagerado, irracional, negativo y difícil de controlar.  Esta forma de pensar podrá dar lugar a cierto tipo de sentimientos básicos, como: excesivo miedo, excesiva vergüenza, excesiva preocupación.
En realidad lo que se exagera es la interpretación de los estímulos que recibimos del medio. De esta manera, un ruido en la noche se transforma en”un asesino que viene a buscarnos”; una mala nota en un examen se convierte  en la seguridad de que”repetiré curso”; el alejamiento de mis padres porque se van a trabajar en la seguridad de que “no los veré nunca más”; el agua de la playa en la convicción de que”me ahogo”; una discusión entre mis padres, “el divorcio”.
La naturaleza de las ansiedades y de los miedos cambia a medida que los niños/as crecen y se desarrollan:
  • Los bebés experimentan ansiedad ante los extraños, abrazando fuertemente a sus padres cuando personas que no reconocen se acercan a ellos.
  • Los bebés de 10 a 18 meses experimentan ansiedad debido a la separación, sintiéndose emocionalmente disgustados cuando uno o ambos padres se apartan de su lado.
  • Los niños/as con edades entre 4 y 6 años de edad sienten ansiedad respecto a las cosas que no se basan en la realidad, como por ejemplo, el miedo a los monstruos y a los fantasmas.
  • Los niños/as con edades entre los 7 y 12 años generalmente tienen miedos que reflejan circunstancias reales que les pueden ocurrir como por ejemplo, hacerse daño.
A medida que los niños/as crecen, un tipo de miedo puede desaparecer o ser reemplazado por otro. Por ejemplo, la ansiedad a causa de la separación es muy común cuando los niños/as pequeños comienzan la escuela; mientras que los adolescentes pueden experimentar un tipo de ansiedad relacionada con la aceptación social y los logros académicos.
Algunos de los signos que pueden revelar la ansiedad de un niño/a respecto a algo, pueden incluir:
  • una actitud demasiado apegada, impulsiva o distraída
  • movimientos nerviosos, como un tic temporal
  • problemas para quedarse dormido/a o lo contrario, dormir más de lo normal
  • manos sudadas
  • ritmo cardíaco y respiración acelerada
  • nauseas
  • dolores de cabeza
  • dolores de estómago
Es una buena idea que se busquen patrones de comportamiento. Si un incidente aislado se resuelve, no se debe hacerlo más significativo de lo que fue. Sin embargo, si existe un patrón persistente o si surge uno que trascienda, se debe intervenir. Si no se hace, es posible que la fobia influya sobre su hijo más adelante. 
Si el miedo de su hijo/a parece ser desproporcionado con lo que ocasiona su preocupación, esto puede ser una señal de que es necesaria la ayuda de un psicólogo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies